juguemos-a-ser-ninos

Juguemos a ser niños

Por: Yoalli Guerrero

Es verdad que cada vez nos olvidamos más de estos juegos y dependemos de algún aparato electrónico para divertirnos.

¿Recuerda esas tardes de su infancia sin internet, sin videojuegos o algún aparato para divertirse? Nuestras únicas armas para combatir el aburrimiento eran nuestra libreta escolar, un par de lápices y mucha, pero mucha imaginación.

Abril es el mes del niño, así que alimentemos de recuerdos a esa infancia fuera de tabletas electrónicas, computadoras o celulares. ¡Juguemos a ser niños de nuevo! Nosotros le ayudamos a recordar o bien, a conocer estos divertidos juegos que con sólo un lápiz y una hoja de papel lo ayudarán a pasar un buen rato con familia o amigos.

Tripas de Gato

El primer paso es escribir un par de cada número en toda la hoja, por ejemplo: 1, 1; 2, 2; 3, 3. Puede acomodarlos a su gusto, mientras más lejos entre sí estén, el juego se pondrá más intenso. Puede poner hasta la denominación que guste, ¡no tiene límites!

El siguiente paso es asignar los turnos y comenzar a conectar número con número con una línea asimétrica. El juego se pone interesante cuando ya hay bastantes conexiones y es cada vez más difícil hacerlo sin tocar ninguna otra línea.

El objetivo del juego es complicar a tu oponente el trayecto de un número a otro. Gana el que no haya tocado ninguna línea.

¡Basta!

El favorito en reuniones o salones de clase (cuando el profesor se va). Pone a prueba su conocimiento y capacidad de reacción. El primer paso es asignar las categorías, aquí le damos unos ejemplos: nombre, apellido, ciudad o país, flor o fruto, animal, cosa u objeto. Otras categorías que puede utilizar son: color, parte del cuerpo, oficio y comida. Separando con una línea cada categoría, escribe al final “total” para sumar los puntos obtenidos.

El segundo paso es establecer los turnos; el primero comienza a decir el abecedario en la mente y otro jugador grita “¡BASTA!” y la letra en la que se detuvo es con la que comienza el juego. Por ejemplo: letra B. Nombre: Brenda; apellido: Bobabilla; ciudad: Boston… etc.

El objetivo del juego es obtener más puntos, por cada palabra correcta que ningún otro jugador haya repetido son 100 puntos y por cada palabra repetida son 50 puntos menos.

Timbiriche

Un clásico de las tardes con amigos, por ser sencillo y divertido, es jugado entre dos a cuatro personas. Para comenzar a jugar, es preferible contar con una hoja de papel cuadriculada y poner un punto en cada cruce. Puede poner la cantidad de puntos que desee. ¡Ahora viene lo bueno!

En cada turno, un jugador debe conectar dos puntos adyacentes con una línea, ya sea horizontal o vertical. Cuando logre cerrar un cuadro (aunque usted no haya dibujado la línea), coloque su inicial dentro del cuadro reclamando su territorio. Al final gana quien tenga más cuadros con su inicial.

¡Adivina Qué Soy!

Probablemente el mejor juego para jugar en grupo, ¡Adivina quién soy! Reta a nuestra mente tratando de saber qué palabra está escrita en nuestra frente.

El juego comienza eligiendo una categoría, puede ser una película, un artista, una canción o un objeto común. Después, en una hoja de papel, los jugadores escriben lo que deseen según la categoría elegida por todos y le pasan al jugador de lado dicho papelito para ser pegado en su frente. El objetivo del juego es adivinar por medio de preguntas qué es lo que escribió su compañero, cada turno es una pregunta. Gana quien adivine primero qué o quién es.

Es verdad que cada vez nos olvidamos más de estos juegos y dependemos de algún aparato electrónico para divertirnos. En este mes del niño, enseñe a sus hijos, hermanitos o pequeños en casa estos juegos y generemos conciencia de que un simple papel y un lápiz nos pueden hacer pasar el mejor momento del día.

Deja un Comentario