por-que-reducir-el-consumo-de-popotes-de-plastico

¿Por qué reducir el consumo de popotes de plástico?

Por: PDI Now!

Se estima que el 80% de la contaminación de los mares se origina en la tierra

México es un país especial desde cualquier punto que se le mire. Los bosques, selvas, desiertos y los océanos hacen que este planeta azul en el que vivimos sea único en el sistema solar. Cada lugar, cada forma de vida en la Tierra, ya sea terrestre o acuático contribuyen al funcionamiento adecuado de nuestro hábitat. No obstante, la contaminación por plástico amenazan los servicios esenciales que nos otorgan.

En un informe de la ONU se estima que el 80% de la contaminación de los mares se origina en la tierra, y esto incluye unos 8 millones de toneladas de desechos de plástico por año. En este punto quiero resaltar el problema de los popotes, este pequeño tubo derivado del plástico que utilizamos solo unos minutos para ingerir bebidas frías o calientes pero que su proceso de desintegración tarda alrededor de 100 años, perjudicando a aves y especies acuáticas que las toman pensando que son alimento.

Citando el estudio del Foro Económico Mundial dice que si se continúa con este mal hábito en 2050 “habrá más plásticos que peces en el mar”. Ante tal preocupación, en Puerto Vallarta siendo el turismo su principal factor económico y sus playas la carta de presentación a nivel nacional e internacional se planteo la iniciativa que consiste en restringir el uso de bolsas de plástico y popotes en establecimientos comerciales del municipio. Todo esto con el objetivo de frenar la contaminación por plásticos en los océanos.

En diversos estados de la república como Veracruz y Baja California Sur, también se están tomando estas medidas para detener este problema global, prohibiendo el uso de popote en establecimientos mercantiles.

Con el propósito de contribuir al cuidado del medio ambiente y generar recursos con un producto biodegradable. La empresa con sede en Michoacán llamada Biofase, lanzo a la venta desde hace ya a algún tiempo un popote que está hecho a base de biopolímeros de semilla de aguacate y se degrada en 240 días, descomponiéndose como cualquier fruta.

Si cada quien pone su granito de arena, logramos muchísimo. Debemos tomar conciencia del futuro que queremos tener y las consecuencias que deparan nuestros actos por más simples que sean. La reducción en el consumo de popotes y plásticos es responsabilidad de todos.

Deja un Comentario